Viaje en hoja de tilo

Posted on

hojas

En barco de hoja de tilo

navegando una cuneta

sobre él, gracioso, un grillo

y una hormiga medio chueca.

Ella quería aventuras

él solo ver el paisaje…

Su pequeño río de pinturas

por momentos se volvió salvaje.

Cruzaron por las bocacalles

esquivando autos y motos.

Los siguió un perro lanudo

que olisqueaba sin decoro.

Cruzaron bichos bolita

flotando como en gomones,

unas larvas de mosquita

y en esquí un saltamones.

Una rana perseguía

a dos mosquitos glotones

y un cascarudo gruñía

porque le arrojaron flores.

grillo y hormiga

En una de esas la nave

pareció que se volcaba,

había pasado una nena

dando dos grandes pisadas.

Sobre la hoja temblaban

nuestros dos gratos amigos,

el grillo pidiendo parada

como si fuera en colectivo.

Y la hormiga se agarraba

fuerte al borde del navío

mirando todo, azorada,

su corazón puro latido.

Y cuando iban llegando

al final del recorrido,

un remolino avanzando

los arrojó de su río.

Remando y remando firme

con todas sus fuerzas, digo,

llegaron a la tierra firme

y dieron un gran suspiro.

Susto grande, susto ingrato

susto de sustos llevaron

cuando se les vino el gato

y la hoja salió volando.

En barco de hoja de tilo

un grillo y una hormiguita

dieron un audaz paseo

y volvieron a su quinta.

Allí se tiraron al sol

sobre hoja de gomero,

mariposas saludaban

a ellos con sus sombreros.

 

Meg © Todos los derechos reservados

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s